¿Puedes darlo todo durante 20 minutos para quemar grasa durante 48 horas? Bienvenido al HIIT

Si claro, 25 minutos de ejercicio y hasta 72 horas quemando calorías. Os habéis vuelto locos, eso es imposible. ¿Parece increíble verdad? Pues es la realidad. El entrenamiento HIIT (High Intensity Interval Training) se está imponiendo como la última tendencia en el mundo del fitness.

Vaya por delante que no es un tipo de entrenamiento que pueda realizar cualquiera. El HIIT es para quienes estén dispuestos a superarse porque el sistema consiste en combinar ejercicios durante un corto periodo de tiempo (30 segundos) alcanzando el 90% de la frecuencia cardiaca con periodos de descanso en el que bajaremos hasta el 60%.

La efectividad de este tipo de entrenamiento se basa en la capacidad del cuerpo para acumular en los músculos las sustancias que impiden el uso de glucosa como fuente principal de energía priorizando, por lo tanto, la quema de grasas.

Los resultados que obtenemos no se limitan a la quema de grasas y por lo tanto pérdida de peso y volumen, sino que además mejoraremos nuestra resistencia muscular en porcentajes muy superiores a los entrenamientos largos de intensidad moderada.

La combinación de los entrenamientos HIIT con la electroestimulación muscular nos permiten multiplicar el gasto calórico alcanzando resultados notables en breves periodos de tiempo. Un entrenamiento EMS a la semana sumado a 1 ó 2 HIIT nos permitirán, habiendo realizado poco más de 60 minutos de ejercicio cada 7 días, alcanzar un nivel de quema de grasas y pérdida de volumen imposible de lograr con otro tipo de entrenamientos. Es importante que tengas en cuenta que debes respetar los periodos de descanso. Entre sesión y sesión hay que reposar 48 horas en las que tu organismo seguirá quemando grasas gracias a este método de trabajo.

Trabaja duro, trabaja poco tiempo pero logra resultados espectaculares. Suma este entrenamiento a una nutrición correcta y tardarás pocas semanas en lograr fantásticos resultados.